La salud sexual y reproductiva es un derecho humano, que duda cabe, lo consagra la constitución y nuestro país ha suscrito convenios internacionales en esta materia, por lo tanto, aún en estados de excepción constitucional hay garantías y derechos que no se pierden y que hay que defender a toda costa y este es uno de ellos. 

Según una investigación de Miles Chile, los seis servicios de salud de la RM reconocen la falta de un protocolo de atención por parte de la autoridad sanitaria (hasta el 18 de mayo).

Si bien se han mantenido la entrega de anticonceptivos y los controles de embarazadas así como las atenciones en casos de urgencias, se ha suspendido la toma del examen citológico (PAP), mamografías y otros exámenes de imágenes así como las campañas y actividades preventivas .

La encuesta realizada por Miles Chile a 514 personas en APS en los seis servicios de salud de la RM arroja que 4 de cada 10 mujeres han visto obstaculizado su acceso a servicios ginecológicos, 1 de cada 4 requería la toma de un PAP y el 85% de ellas no pudo realizárselo y un 16% de las personas encuestadas requería de la toma del examen para detección del HIV y sólo un 10% accedió al examen.

Mantener la salud sexual y reproductiva de mujeres niñas y adolescentes es un desafío en tiempos de pandemia. Es por ello, que la APS encargada de la anticoncepción y de la prevención y manejo de ITS no debe cerrar sus servicios en la emergencia sanitaria que estamos viviendo.

ONU proyecta 7 millones de embarazos no planificados en el mundo producto de la falta de provisión de métodos anticonceptivos, situación que se ve agravada en el caso de que este embarazo sea adolescente y si bien es cierto la cuarentena y el distanciamiento social disminuye el contacto con amigos y parejas sexuales, el tiempo libre y el relajo en el control parental pueden fomentar que las y los adolescentes recurran a la sexualidad como una forma de alivio . 

Se debe considerar el hecho que, en el momento que el confinamiento termine (sin certeza de la fecha) las personas intentarán retomar su vida normal lo que incluye sus afectos y sexualidades, no es coherente entender el BABY BOOM como una oportunidad de elevar nuestra tasa de natalidad. La maternidad debe ser deseada no impuesta.

El embarazo no planificado es precariedad, pobreza, es subdesarrollo. Golpea fuertemente a mujeres en condiciones de vulnerabilidad social, migrantes, indígenas. En las adolescentes es interrupción de los estudios que traerá como consecuencia bajas espectativas y precariedad laboral, se perderá todo lo avanzado en los últimos años en descenso de la tasa de embarazo adolescente (de 8,2% a 4,5% en 8 años) y el riesgo del aumento de abortos inseguros que llevará a aumentar la mortalidad.

Es importantísimo ser clara en este aspecto y que toda la población menstruante lo tenga claro: 

  1. El distanciamiento social no es razón para descontinuar el método anticonceptivo.
  2. Si usted es usuaria de un diu de cobre, un sistema de liberación de lng intrauterino (mirena) o un implante subdermico (implanon) no lo retire, es posible extender su uso por un año más. 
  3. Si requiere anticoncepción de emergencia debe pedirla, su acceso está garantizado y debe exigirlo.
  4. Personas contagiadas por covid 19 asintomáticas o con sintomatología leve no deben cambiar su metodo anticonceptivo combinado (estrógenos+progestina) por otro distinto, sólo en caso de neumonía grave e inmovilización en cama es cuando aumenta el riesgo de tromboembolismo.
  5. Tenga claro cuál es el componente de su método anticonceptivo (pastillas, inyecciones, anillos etc) en caso de no encontrarlo puede usar una marca diferente.
  6. Si decide, durante la pandemia, comenzar a usar un método anticonceptivo y no tiene acceso a consejería, use solo métodos con progestinas y sin estrógenos. 
  7. Los productos de higiene sanitaria son un derecho básico y su entrega debe estar incluida en aquellos paquetes de asistencia social que el estado y otras ONG reparten. 
  8. Recuerde siempre que la doble protección no se transa, su método anticonceptivo debe ser siempre acompañado del uso correcto de condón.

Claudia Santiago Hernández
Géneco Obstetra

1 thought on “Salud Sexual y Reproductiva en tiempos de Pandemia

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>